Your Feedback Matters


We hope you are enjoying The Foundation Stone™.
Please take a few moments to complete the survey
so that we can continue to improve our website.
Thank you for your time and support.

Take this survey



Your Feedback Matters


Please reconsider your decision.
A few minutes of your time will be
a great help and will allow us to make
The Foundation Stone™ even better.

Thank You!

Take this survey


Exclusively designed for The Foundation Stone Hand Crafted Metal Lace Thank You Machine


To order yours please contact

michal@thefoundationstone.org

Últimas noticias
prev
next
Halel: Rosh Jodesh Tevet apartado Uno Imprimir E-mail

Hallel-Chanukah-Tevet Este Rosh Jodesh Halel es inusual en que se recita el Halel completo, en lugar de saltar la primera mitad del Salmo 115 y la de Salmo 116, porque también es Hanukkah.

No es habitual que en otro sentido, ya que estamos cantando con la alegría completa del Festival, a pesar de que en pocos días vamos a estar en ayunas para conmemorar el asedio de Babilonia de Jerusalén justo antes de la destrucción del Primer Templo en Jerusalén. Los habitantes de Jerusalén seguramente sabía que el ejército de Babilonia estaba en camino para atacar.

Recordaremos otras tragedias que ocurrieron durante este mes del calendario hebreo, como la muerte de Esdras y Nehemías, y la traducción de la Torah al griego para Ptolmey.

Cantamos esta Halel con alegría plena a pesar de saber que pronto será la conmemoración de esta serie de tragedias. Este Hallel seguramente pertenece a la categoría de la Hallel que debe cantar antes de que ocurra una tragedia.

". Desde la salida del sol hasta su ocaso, el nombre de Dios es alabado (Salmo 113:3)" Aunque sabemos que no es el sol que está alrededor de la Tierra, es sin duda la forma en que aparece ante nuestros ojos: Como si, estamos rodeados por el sol, sino que nos rodea como un asedio rodea la ciudad. Esto nos recuerda a otro versículo de los Salmos, "Jerusalén está rodeada de montañas, y que Dios rodea a su pueblo, desde ahora y para siempre (125:2)."

Cantamos este párrafo del Hallel, con plena confianza en que a pesar de que los ejércitos pueden venir a Jerusalén rodean, poniendo sitio a la misma, que Dios les rodea y nos protege.

Tomamos la alegría del milagro de Janucá con la confianza y proyectarla hacia el futuro y se regocijan de que la misma guía divina que nos ha protegido durante la historia de Janucá, nos va a proteger durante el próximo mes.

Share/Save/Bookmark
 
Joomla 1.5 Templates by JoomlaShine.com